créditos imagen: gracias, daniel_diaz_bardillo y Tama66 (Pixabay)

Español

english  below (condensed version), Deutsch unten (verkürzte Fassung)

Hace un año: la prehistoria y gestación del blog.

Ya ha pasado un año de que comencé la aventura de este blog. La idea siempre estuvo ahí, aunque siempre es necesario un acicate. Mi último artículo académico fue, en realidad, la progresión de una serie de apuntes que elaboré de manera más bien fullera para amigos o  amigas que me pedían información sobre el tema de Ucrania o de los Balcanes. Algunos se encontraban con que salía la noticia de la invasión de Ucrania y no tenían antecedentes. Dos de esos apuntes se convirtieron en publicaciones  (un artículo académico y otro de una revista de divulgación). Esta es una travesía (la primera) por la actualidad internacional a través de los artículos tratados en el blog.

Los comienzos y los temas

Otros de diversos subtemas hijos se convirtieron en entradas. De ahí, el blog voló solo: van ya 85 posts, con este. Y ahí continúo. Mi primer artículo fue este del 5 de marzo: sobre Ucrania, como no. La entrada era una versión de un artículo que ya salió en el blog multidiciplinar hermano mentesinquietas.eu. La cuestión se ha convertido en transversal y lo impregna todo. Es imposible escribir algo de política internacional en la que no salga Ucrania pidiendo paso. Llevaremos a cabo un pequeño viaje sobre lo mencionado:

Rusia

Con la invasión de Ucrania hace ahora dos años, es de recibo que ocupe las portadas de la actualidad internacional pero, en especial mantuvo al mundo el vilo el intento de cuartelazo de Yevgeni Prigozhin, sobre el que pesan dudas más que razonables. A todos nos vino a la mente el golpe fallido de 1991 contra Mijaíl Gorbachov.

El 18 de marzo, reflexioné sobre la (im)posibilidad de que Putin fuera juzgado en el Tribunal Penal Internacional (también conocido como «Corte Penal Internacional», TPI), sito en la Haya, por crímenes de guerra  y lesa humanidad —en especial, deportación o traslado forzoso de menores— . La respuesta es negativa, claro, porque no es sólo Putin quien declina someterse a la jurisdicción del TPI: del mismo modo están en desacuerdo EE.UU. (que firmó con Obama y luego se retiró), India, Israel, Cuba o Irak. Muy tranquila no deben tener la conciencia. Es más: Estados Unidos torpedea la labor del TPI proponiendo un tribunal alternativo: un tribunal para amiguetes donde no sean tan exquisitos con nosotros.

China

China, como no, ocupa un lugar prominente en este blog. Varias veces ha sido abordada la potencia asiática en relación a Ucrania: básicamente de cómo el ascenso chino no debe circunscribirse a vendernos cosas (lo dicen la UE y EE.UU). Si eres una potencia en ascenso con proyección global, tienes que currártelo ¿cómo? contribuyendo a la paz y estabilidad internacionales; en otras palabras: arrima el hombro y convence a Putin. Sólo China puede hacerlo, sólo China es un interlocutor de peso privilegiado, quizá por dicho motivo, viajó Xi-Jinping a Rusia a entrevistarse con Vlaidimir Putin. Definitivamente, China emergía como actor con el que hay que contar en lo político, si bien su relación con Rusia es de cooperación, dejando caer, a veces, algunos «errores» que así lo confirman.

Algo parecido debió  pedir Pedro Sánchez a Xi en su visita a China en abril de 2023. Pedro Sánchez acudió como español pero también como futuro presidente de turno del Consejo de la UE. A China especialmente bien no le debió caer España, en tanto que este país fue un arriete de la jurisdicción universal, en virtud de la cual España es competente para juzgar a cualquiera que haya cometido crímenes contra la Humanidad: Pinochet es un ejemplo. Y a China no le gusta que se metan en sus asuntos de ocupación del Tibet y represión de la minoría uigur. De hecho, China se marcó un buen tanto de desinformación al sugerir que la legión española combatía a favor del gobierno ucraniano.

Serbia y los Balcanes Occidentales

Serbia, uno de los temas claves del blog junto a los WB6, también tiene mucho que decir en el contencioso ucraniano: el país, que presenta como una de sus metas la integración en la UE (como otros de los WB6) suele actuar contra esta en una materia sensible como la del apoyo a Rusia en la guerra en Ucrania, algo que ataca la línea de política exterior comunitaria. España, como preparación de la presidencia de turno de la UE (enero-julio de 2023), también estuvo en los WB6: el ministro de exteriores Pedro Albares visitó varios países de la zona y, claro: el tema de convencer al predsednik Aleksandar Vučić de que no sea tan prorruso y haga más caso a Europa en lo de Ucrania tuvo que salir. El apoyo de Serbia y la RS  a Moscú en su «operación especial» fue algo que se departió con toda seguridad. En este sentido, también traté en diversos artículos otra importante cuestión: la de las relaciones serbo-rusas, en comunión porque, aunque no son iguales, ambos regímenes pasan por no ser democracias plenas y no les gusta que la UE ande fisgoneando en sus asuntos. Para Vučić es importante el apoyo serbio en el contencioso de Kosovo y para Rusia no está de más tener un aliado en la cuestión de Ucrania, que mantiene a Moscú aislada como lo estaba Serbia en los años 1990 a causa de las múltiples guerras en las que se vio inmerso como agente provocador como actuante. Ambos gobiernos aseguran que los vínculos ruso-serbios son seculares—eso es verdad— y de amistad inmemorial —eso no es verdad y lo conté en la serie de artículos que empieza en este. Aunque, sí: los ciudadanos de ambos países se tienen mutuo respeto: es un hecho. En fin, Ucrania es algo de lo que Serbia no puede desvincularse: planeó por ejemplo, en la última pucherazo cita electoral, a la que también dediqué una serie de artículos que comienza aquí. Y lo que queda.

Polonia

Durante 2023 hubo diversos procesos electorales, uno de ellos el polaco. La guerra en Ucrania afectó especialmente a este país fronterizo con Ucrania. En primer lugar pesan mucho en el ánimo polaco los años vinculados —por la fuerza— a Rusia: bien sea durante las edades moderna y contemporánea , bien desde la Segunda Guerra Mundial y el subsiguiente período del telón de acero. En segundo lugar, Polonia mostró mucha solidaridad con los refugiados ucranianos. Y es que los dos países compartieron historia juntos, presentando el idioma y cultura ucranianos su florecimiento durante su pertenencia a la Unión Polaco-Lituana, durante los siglos XVI al XVIII: tienen lazos. Pero aquí viene, en tercer lugar, el señor Don Dinero: con el tiempo, la avalancha de refugiados ucranianos no podía casar con la política nacional-populista del tándem de partidos gubernamentales (entre otros) PiS y Konfederacja. Pronto se tornó la solidaridad en hostilidad, e incluso se empezó a cobrar a los refugiados por el alojamiento. Con el tiempo, todo se fue torciendo aún más con la crisis del grano: la UE, como muestra de solidaridad, ayuda a Ucrania con el cereal ucraniano, que tenía dificultades para salir del país por el bloqueo de los puertos del Mar Negro por la armada rusa. La UE anunció, así,  que retiraría los aranceles a estos productos. Ello fue respondido con furia por los campesinos polacos (y también de los países del grupo de Visegrado, en especial húngaros. Y Donald Tusk, el actual presidente de Polonia, que desalojó del gobierno a los ultraderechistas en octubre del año pasado con promesas de cambiar las cosas, suele mirar hacia otro lado frente a las protestas violentas de los campesinos de su país, que bloquean la frontera y atacan camiones ucranianos: hay un gran granero de votos en el campo polaco (sí, la expresión no es afortunada), y Tusk no está dispuesto a que se vayan todos de nuevo al PiS: está de prueba.

Alemania, Finlandia y la UE.

Alemania también tiene mucho que decir en lo tocante al «fleco» ucraniano: de momento, esta ultimando el primer despliegue de tropas desde la Segunda Guerra Mundial. Lo dicho no es cuestión baladí en un país que tenía prohibido hasta hace no tanto el despliegue de tropas dentro de su territorio desde el final de la última guerra mundial. La Bundeswehr («Ejército Federal«) empezó en los años 1990 a salir al exterior, aunque siempre en misiones de paz y bajo el mando de la ONU. Desde que las cosas empezaron a ponerse complicadas en Ucrania (2017) están allí bajo el mando de la OTAN. Desde septiembre de 2022, a consecuencia de la guerra en Ucrania, no ha parado de reforzarse. los alemanes están allí como contingente de protección al país báltico por si alguien en Rusia se levanta con el ánimo demasiado arriba: hay minorías rusas en Lituania y el país pertenece al mundo postsoviético/mundo ruso: peligroso. Que se lo digan a moldavos, georgianos, bielorrusos y por supuesto ucranianos.

Ayudar a Ucrania está muy bien; sin embargo, la masacre de los gazatíes por parte de las fuerzas armadas pone a Alemania frente al espejo de sus miserias: es razón de Estado apoyar a Israel. No lo es, parece, la suerte de los habitantes de Gaza. Ello es una muestra muy preocupante del doble rasero y de la hipocresía alemana. Aunque no es la única: la UE pasa también bastante del asunto. Entretanto, promete a Ucrania, de manera un tanto fantasiosa y poco realista, el ingreso en la UE: una quimera en absoluto realizable ni siquiera en el medio plazo, porque Ucrania no es sólo un país injustamente invadido por Rusia, sino, del mismo modo, el segundo más corrupto de Europa tras Rusia, además de ocupar uno de los lugares más elevados en ignorar estándares de la UE en todos los apartados. Ello fue un buen motivo para escribir uno de los artículos de mayor «audiencia» en la breve historia de este blog, donde me remito, como ejemplo, al proceso de adhesión de los WB6. También tuvo una versión anterior en el mencionado blog amigo «mentes inquietas.eu«.

Finlandia es otro ejemplo de país salpicado por Rusia. Ciertamente, los fineses llevan un siglo empapados por los rusos, cuidándose mucho de molestar al vecino: se llama finlandización (una autocensura no tan auto disfrazada de neutralidad). Hoy, no obstante, se asiste a un cambio radical en dicha postura: el país ha solicitado entrar en la OTAN. Sí, también piensan que son los próximos. Sobre ello también tuve ocasión de escribir algo con motivo el fallecimiento de uno de los mediador de Naciones Unidas para Kosovo , Marti Ahtisaari.

Este ha sido el primer recorrido por las 85 entradas hasta ahora escritas, que hemos vertebrado con la temática de Ucrania. En posterior o posteriores entradas, se llevará a cabo otro recorrido a lo largo de otras temáticas suscitadas en este blog. Todo está interconectado y seguro que Ucrania permanece como telón de fondo: es lo que tiene la política internacional.

English (condensed version)

One year ago: The prehistory and birth of the blog

It’s been a year since I started the adventure of this blog. The idea was always there, but it needed a push. My last academic article was essentially a development of some rough notes I made for friends who asked for information on Ukraine or the Balkans. Some of those notes became publications – an academic article and one in a magazine – and this post is a journey (the first) through international current events through the articles on the blog.

Beginnings and themes

Other sub-themes emerged and became blog entries. Since then, the blog has taken on a life of its own: 85 posts and counting. My first post, on 5 March, was about Ukraine, of course. The topic has become ubiquitous, touching every aspect of international politics. Let’s take a quick tour of what’s been discussed:

Russia

With the invasion of Ukraine two years ago, it’s understandable that it dominates international headlines. Yevgeny Prigozhin’s coup attempt also kept the world on its toes. On 18 March, I reflected on the (un)possibility of Putin being tried for war crimes and crimes against humanity at the International Criminal Court. The answer is no, because not only Putin but also the US, India, Israel, Cuba and Iraq refuse to submit to the ICC’s jurisdiction. The US is even proposing an alternative tribunal, undermining the work of the ICC.

China

China inevitably occupies a prominent place in this blog. China’s rise in relation to Ukraine has been discussed several times. The emphasis is on how China, as a rising global power, must contribute to international peace and stability, urging it to influence Putin. As a privileged interlocutor, China sent Xi Jinping to Russia to meet Vladimir Putin. China is emerging as a political actor, cooperating with Russia but occasionally suggesting differences.

Serbia and the Western Balkans

Serbia, a key issue alongside the Western Balkans, plays an important role in the Ukrainian issue. The country, which aspires to EU integration, sometimes acts against EU interests by supporting Russia in the war in Ukraine. Spain, in preparation for its EU presidency, has held talks with Serbian President Aleksandar Vučić, urging him to align himself more closely with Europe on the Ukraine issue.

Poland.

In 2023, Poland, deeply affected by the war in Ukraine, faced internal conflicts over Ukrainian refugees. Solidarity turned to hostility as the flow of refugees clashed with national populist policies. EU aid to Ukraine, especially as Ukrainian grain faced difficulties due to the Russian blockade, sparked protests among Polish farmers.

Germany, Finland and the EU

Germany’s role in the Ukrainian situation is crucial, with the country deploying troops for the first time since the Second World War. However, Germany’s support for Israel (Reason of State: Israel is traditionally with Israel cause extermination of Jews in IIWW)) in the midst of the Gaza conflict raises concerns about double standards and German hypocrisy (but the EU also shares in such hypocrisy). The EU’s promise of Ukraine’s eventual accession, despite its corruption and failure to meet EU standards, is seen as unrealistic.

Finland, traditionally cautious not to anger Russia, has taken a radical turn and applied to join NATO. This shift is seen as a response to growing concerns about Russian threat. The interconnectedness of these events and the continuing importance of Ukraine in international politics is evident throughout the blog.

This is a summary of the 85 posts so far on Ukraine. Future posts will explore other topics covered on the blog, all of which have Ukraine as a backdrop – such is the nature of international politics.

Deutsch (verkürzte Fassung)

Vor einem Jahr: Die Vorgeschichte und die Geburt des Blogs

Vor einem Jahr habe ich mich in das Abenteuer dieses Blogs gestartet. Die Idee war schon immer da, aber sie brauchte einen Impuls. Mein letzter akademischer Artikel war im Grunde eine Weiterentwicklung einiger grober Skizzen, die ich für Freunde angefertigt hatte, die nach Informationen über die Ukraine oder den Balkan fragten. Einige dieser Notizen wurden veröffentlicht. Es gibt einen akademischen Artikel und einen Artikel in einer Zeitschrift. Dieser Beitrag ist eine erste Reise durch das internationale Zeitgeschehen anhand der Artikel im Blog.

Start und Themen

Andere Unterthemen sind entstanden und wurden zu Blogeinträgen. Der Blog hat seitdem ein Eigenleben entwickelt. Er umfasst mittlerweile 85 Beiträge und die Tendenz ist steigend. Mein erster Beitrag am 5. März handelte natürlich von der Ukraine. Das Thema ist inzwischen allgegenwärtig und berührt jeden Aspekt der internationalen Politik.

Russland

Nach dem Nach dem Nach dem Krieg in der Ukraine vor zwei Jahren ist es verständlich, dass dieses Thema die internationalen Titelseiten beherrscht. Auch der Putschversuch von Jewgeni Prigoschin hielt die Welt in Atem. Am 18. März habe ich überlegt, ob Putin wegen Kriegsverbrechen und Verbrechen gegen die Menschlichkeit vor dem Internationalen Strafgerichtshof angeklagt werden kann. Die Antwort lautet nein. Putin, die USA, Indien, Israel, Kuba und der Irak weigern sich, sich der Gerichtsbarkeit des IStGH zu unterwerfen.

China

China nimmt in diesem Blog natürlich einen wichtigen Platz ein. Der Aufstieg Chinas in Bezug auf die Ukraine wurde bereits mehrfach diskutiert. Der Schwerpunkt liegt dabei auf der Frage, wie China als aufstrebende Weltmacht zu internationalem Frieden und Stabilität beitragen und Putin beeinflussen kann. Als privilegierten Gesprächspartner hat China Xi Jinping nach Russland geschickt, um Wladimir Putin zu treffen. China entwickelt sich zu einem politischen Akteur, der mit Russland kooperiert, aber auch gelegentlich auf Differenzen hinweist.

Serbien und der Westbalkan

Serbien, das neben dem Westbalkan eine zentrale Rolle spielt, ist ein wichtiger Akteur in der Ukraine-Frage. Das Land, das die Integration in die EU anstrebt, handelt manchmal gegen die Interessen der EU, indem es Russland im Krieg in der Ukraine unterstützt. Spanien hat in Vorbereitung seiner EU-Ratspräsidentschaft Gespräche mit dem serbischen Präsidenten Aleksandar Vučić geführt und ihn zu mehr europäischer Orientierung in der Ukraine-Frage gedrängt.

Polen.

Im Jahr 2023 war Polen, das vom Krieg in der Ukraine stark betroffen war, mit internen Konflikten über ukrainische Flüchtlinge konfrontiert. Solidarität schlug in Feindseligkeit um, als die Flüchtlingsströme auf populistische nationale Politik trafen. Die EU-Hilfe für die Ukraine, insbesondere als das ukrainische Getreide aufgrund der russischen Blockade in Schwierigkeiten geriet, löste Proteste unter den polnischen Landwirten aus.

Deutschland, Finnland und die EU

Deutschland spielt eine entscheidende Rolle in der ukrainischen Situation, da es zum ersten Mal seit dem Zweiten Weltkrieg Truppen in die Ukraine entsandt hat. Die Unterstützung Deutschlands für Israel (Staatsräson: Israel ist traditionell für die Vernichtung der Juden im Zweiten Weltkrieg verantwortlich) mitten im Gaza-Konflikt gibt Anlass zur Sorge über Doppelmoral und deutsche Heuchelei (aber auch die EU ist an dieser Heuchelei beteiligt). Das Versprechen der EU, die Ukraine trotz Korruption und Nichteinhaltung der EU-Standards zu halten, wird als unrealistisch angesehen.

Finnland, traditionell vorsichtig, um Russland nicht zu verärgern, hat eine radikale Wende vollzogen und die NATO-Mitgliedschaft beantragt. Dieser Schritt wird als Reaktion auf die wachsende Besorgnis über die russische Bedrohung gesehen. Die Vernetzung dieser Ereignisse und die anhaltende Bedeutung der Ukraine in der internationalen Politik werden in diesem Blog deutlich.

Dies ist eine Zusammenfassung der 85 Beiträge, die bisher über die Ukraine veröffentlicht wurden. Zukünftige Beiträge werden sich mit anderen Themen befassen, die in diesem Blog behandelt werden und die alle einen Hintergrund in der Ukraine haben – das liegt in der Natur der internationalen Politik.

Por Antonio Rando Casermeiro

Me llamo Antonio y nací en Santander en 1974, aunque soy, sobre todo, de Málaga. Soy licenciado en Derecho e Historia y doctor en Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales por la universidad de Málaga y quisiera dedicarme a ello. Soy un apasionado desde pequeño del este de Europa, especialmente de los Balcanes y Yugoslavia. Me encantan las relaciones internacionales y concibo escribir sobre ellas como una especie de cuento. Soy apasionado de escribir también cuentos y otras cosillas. Desde 2013 resido en Colonia (Alemania)

Un comentario en ««El mundo desde un taburete» cumple un año (I): la cuestión transversal de Ucrania»
  1. Hola! Te escribo desde el Departamento de Prensa y hemos visto tu negocio como una excelente oportunidad para ser destacado en noticias.

    Al ser presentado en más de 60 periódicos digitales de alta autoridad, podemos mejorar la reputación y el posicionamiento de tu empresa.

    Además, cuando tus clientes busquen información sobre ti, verán tu relevancia y preferirán elegirte por encima de la competencia.

    ¿Podrías proporcionarme un número de teléfono para ofrecerte dos meses gratuitos?

    Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *